Una bonita historia de los alcalinos y otros elementos, un cuento escrito por :external image boda-2-0.png
Lucia Gerliciová, Simona Pazderníková, Daša Baliarová y Dominika Krížová


El hidrógeno se casa


Era un día soleado, en el cielo no había ni una nube. El día perfecto para una boda. Delante de la iglesia se encontraban muchos coches de los cuales estaban saliendo los invitados.


El primer coche que llegó, fue de Italia. De él salió el cesio (Cs). Fue muy gordo porque su radio atómico fue muy grande por estar en la tabla periódica en el primer grupo y el sexto período, lo cual explicaba su grandeza. Para los que todavía no entienden, pues se sabe internacionalmente que el radio atómico aumenta en grupos de arriba para abajo y en períodos de derecha a la izquierda. Como regalo el cesio trajó a la pareja 100 kilos de la pasta Cessi.
PASTA PASTA CESSI....!“


Otro de los invitados extranjeros fue el francio (Fr) que llegó de Francia y les regaló un diccionario francés y un bono con el viaje a Francia para dos semanas.


- “Hola Cesio, otra vez regalaste sólo una pasta, nunca serás tan grande como yo y además, soy radioactivo y YO, puedo hacer todo lo que quiero. Soy el más gordo de todo el mundo, como todas mis cuentas... gorditas... ja jaa...”
- “Francio, Francio, sólo de tu manera de que te estás dando el aire, se ve que no eres muy amistoso. Todos sabemos que tú eres el menorcito de todos, porque te han descubierto como el último de los elementos... y posees sólo un eléctorno de valencia, como todos en nuestro grupo, así que no eres nada especial.”


Mientras estos dos extranjeros estaban sacando sus regalos de los coches, y discutiendo, dentro de la iglesia se estaba sentando el resto de los invitados.


Entre ellos se encontraba el hafnio (Hf) cuyo regalo de boda fue un perro que ladraba sin parar. „Haf, haf, haf.“ Se oía por todos lados.


Un huésped muy interesante era el sodio (Na). Llegó vestido de una botella de plástico, en el prtróleo porque era alérgico fuertementeal aire, así que podria explotar com mucha facilidad.
- “Sí, sí, tienen razón, soy alérgico al aire, y también tengo miedo de agua, porque si nos encontremos con mi enemigo H2O, reacciono violentamente con el, me inflamo. Pero tú me puedes encontrar en cualquier lugar. En la naturaleza soy muy necesario, porque mi mejor amigo es el Cloro. Juntos formamos el SAL y mineral llamado también HALITA.”


Vino también el POTASIO (K) que fue la próxima suegra neurótica. El potasio como elemento podemos encontrar en los neuronas.


En la primera fila ya estaban sentados los padrinos de boda. Uno fue el CESIO ya mencionado y el otro, vestido de ROJO, fue el litio (Li). ¿Por qué de ROJO? Porque el litio tiñe su llama al rojo.


Por toda la iglesia se oía un ruido de esperanza. Todos estaban esperando a que viniera la pareja mientras tanto el rubidio (Rb) tocaba el piano. Era un rubio con el pelo plateado blanco, que brillaba ante todos.
Empezó a sonar el „Ave María“ y a la iglesia entraron dos hidrógenos que formaron la feliz pareja de próximos casados. Delante del altar estaba esperando el wolframio que era el cura.
Cuando los hidrógenos pararon delante de él, preguntó:


- „Si hay alguien quien tenga algo en contra de esta boda, que lo diga ahora o que se calle para siempre.“
- „Dŕŕŕŕ“ Con este sonido apareció el radio. „¡El hidrógeno debe de ser mío, sólo mío!“ gritó.


Ay, pobre loco. Para que no interumpiera más la boda, lo llevaron fuera de la iglesia el talio y el osmio que fueron de SBS por sus grandes radios atómicos y también por ser metales.


Todo se calmó en la iglesia y el cura preguntó


- „Señor hidrógeno, ¿acepta formar un enlace covalente con señora hidrógeno, promete estar
vestido siempre de la botella con una línea roja y no ligar con ningún otro de sus isótopos?”
- „Sí, acepto.“
- „Señora hidrógeno, ¿acepta formar un enlace covalente con señor hidrógeno, promete estar
vestido siempre de la botella con una línea roja y no ligar con ningún otro de sus isótopos?”
- „Sí, acepto.” Se pusieron los anillos de oro uno al otro y el cura proclamó
- „Los declaro una molécula no polar, lo que señor Mendelejev unió que ningún otro elemento
separe.”


Y vivieron felices hasta el momento de unirse con el oxígeno para formar molécula de agua.